domingo, 27 de julio de 2008

SEGURIDAD TURÍSTICA

Artículo recibido de: Lorenzo Soriano

Es increíble la cantidad de parámetros que actuan sobre la decisión de elegir un destino turístico cuando un visitante trata de escogerlo con cuidado, ya que esa elección es vital para muchos que solo tienen ese periodo de tiempo para tratar de descansar, divertirse,o disfrutar sus vacaciones anuales.Los elementos a seleccionar son variados y dependeran de las preferencias, gustos-hasta los mas exoticos-,distancia, precio y un largo, veces larguísimo etc. Solo uno, es probablemente comun a todas las decisiones, que el destino incluya Seguridad con mayúscula.

La seguridad, como la Paz, es un elemento imprescindile para seleccionar un destino turistico como el nuestro, o cualquier otro, en eso creo que estaremos todos ampliamente de acuerdo.

Al socaire de la pelea por las famosas policias Autonomicas, o nacionales y lo que falta o sobra y los que llegan y a los que trasladan, me gustaria introducir una reflexion que quizas pueda ser interesante y beneficiosa para nuestro turismo, en aras de apoyar, tambien desde ese ambito a la industria sin chimeneas de la que vivimos la inmensa mayoria de los canarios, nativos y residentes.

LA LEY, que como es de sobra sabido, no siempre hace justicia, debe ser igual para todos. Sin embargo, lo que trataba de introducir era la reflexión, al hilo de lo expuesto, de la necesidad de que por nuestras autoridades primero y, de nuestros jueces después, cierto tipo de delitos, que atentan contra la principal fuente de riqueza que nos da nuestro bienestar, sean juzgados con todo su rigor y sean solicitadas y prevenidas las máximas penas, en los supuestos, todos, que se consideren oportunas, dentro de la legalidad y con respeto escrupuloso a las fundamentales de la Ley. Mi formación jurídica existe, aunque es escasa, pero creo que esto es posible.

En los transportes públicos londinenses, existe un lema bien visible, "en aras de un transporte seguro, nos comprometemos a acudir a todas las causas de delitos cometidos en estos transportes y solicitar las máximas penas para los delincuentes". Creo que sería una magnífica medida a aplicar entre nosotros. Los delincuentes dejarían de venir a hacer su "agosto" a nuestras Islas, a espantarnos a nuestro turismo, a reventar y hacer inútiles nuestras campañas de promoción, algunas millonarias, con una medida como ésta. Los responsables además demostrarían una sensibilidad turística, al ser estos delitos verdaderos atentados contra nuestro medio de vida fundamental.

Consigamos nuestro lema y hagámoslo saber a todos, a los delincuentes y a nuestros visitantes.

A reflexionar.